Las trampas de los gurús y la moda new age

Hace un par de años llegué al bureau de una terapeuta holística con distintos temas a resolver en mi vida, la evolución que viví en el proceso terapéutico, de meditación y formación en distintas áreas de sanación particularmente con Cristales Litios me motivó a querer participar en la transformación de las vidas de muchas otras personas. No obstante en el camino de establecimiento del espacio para fomentar este crecimiento pasé por muchos impases que me llevaron a la siguiente conclusión: “Ser espiritual es sanar conscientemente y decidir ser mejor cada día”.

 

Antes de establecer el grupo de trabajo de lo que sería la casa holística que dirigiría con quien era mi pareja en ese momento, una gurú muy cercana a mi madre quiso hacerse dueña de lo que era nuestro sueño. Para ser honesta nunca llegué a pensar quién era la persona a quien tanta confianza mi mamá, mi ex pareja y yo le dimos. Cuando decidimos tener un primer staff de terapeutas caímos en la cuenta de que era una persona egoísta que trataba con muy poco cuidado a quienes le servían y también alguien que se llenaba de clientes desprestigiando la labor de otros entre otras cosas.

 

Aclaro que esta primera entrada al blog de Merkaba, no tiene como propósito hablar mal de los terapeutas holísticos sino de persuadir a las personas que están a punto de iniciar la travesía de despertar de la consciencia. A continuación hablaré de las conductas que evidencian que es fundamental evaluar a quién vamos a que nos escuche y a escuchar.

 

Algunos de estos personajes usan distintas estrategias para que quienes vayan a sus consultorios generen una suerte de dependencia y continúen pagándoles indefinidamente. Un ejemplo de esto es el tarot y las innumerables terapias que le pueden recomendar a sus pacientes prometiéndoles ver resultados después de un número específico de sesiones. Sí, como si se tratara de un plan para adelgazar con un entrenador personalizado y no de la toma de conciencia de los pacientes. La toma de consciencia se da a partir de un ejercicio meramente propio y voluntario.

 

En este medio sinceramente he podido ver mil cosas, desde coaches con hojas de vida muy llamativas con hogares destruidos y salud paupérrima, psíquicos que les encanta decir quién ha abortado de un grupo de personas talleres, supuestos meditadores para quienes todos venimos sucios menos ellos y para quienes sólo el femenino es de carácter sagrado. Gurúes que prometen abrir la glándula pineal ó traer al alma gemela en un taller e incluso maestros que aseguran que una mujer sin matriz es menos mujer y mismo si debe tener una histerectomía con urgencia debe padecer el sufrimiento de su situación para no pasar por la pena de perder su energía femenina sagrada,etc.

 

Por mi consultorio también he escuchado cualquier cantidad de juicios sin sentido que no hacen más que anular el propio poder de los pacientes. Uno de ellos me decía que se sentía muy triste porque alguien le había dicho que su aura estaba severamente rota y lloraba contándome de su experiencia, en ese momento no pude evitar recordar que hace unos 30 años una tía fue a una lectura de tarot en donde le dijeron que moriría en una semana, lo cual la destruyó en ese momento aunque afortunadamente la noticia no fue capaz de matarla como sugería la tarotista en ese momento. También he escuchado de guías con harenes de mujeres de las cuales sacan provecho, armonizadores de espacios que garantizan programar los lugares para la riqueza usando energías densas y otros que inventan brujerías para asustar a la gente y estafar, etc.

 

Querido lector: si usted ha visto alguno de estos comportamientos, es usted muy afortunado, el Universo le habla a usted especialmente y quiere hacerle saber que su intuición es tan sagrada como lo es su poder de sanar. Todos los caminos siempre lo conducirán a usted mismo. Mi invitación es a que se empodere, sienta las cosas y que si quiere tomar este camino de búsqueda interior, está bien, conecte con lo que quiera, y sepa muy bien que ser espiritual no se refiere a cerrar los ojos mientras se sienta en posición de loto por un buen tiempo ó hacer yoga y luego creerse mejor persona y ver al resto del mundo como si no tuvieran esa misma luz que lo llamó a usted a elegir este camino de crecimiento interior. Todos tenemos esa luz, pero no se encenderá endiosando a gurúes sino eligiendo conscientemente iluminar nuestras sombras, empoderando nuestra propia luz y escogiendo cada día cambiar siempre para ser mejor.

 

Y sí, todavía hay buenas personas comprometidas con el servicio. Gente que ha entendido que servir es la labor más noble que alguien puede hacer, la madre naturaleza nos da el alimento cada día sin importarle cuán ruines seamos en ocasiones, como si cada día nos estuviera dando una oportunidad para reflexionar, recapacitar y cambiar nuestra vida. Esa gente que no está interesada en hacer de su proceso de sanación un mercado y que no quiere hacerle creer que son ellos quienes hacen la magia de la transformación. Usted es su propio maestro, crea en usted, encuentre algo que ame, nunca es tarde para cambiar y decidir ser mejor. Enamórese de la vida, de la danza, de la música, de la meditación, de viajar, del yoga ó de lo que lo que sienta que nutra su alma. ¡Ah! Y si de pronto las actividades de Merkaba son de su interés, le abrimos nuestras puertas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *