Acerca del telar de la abundancia y la manipulación en los grupos de feminidad

Autora de “Poems and thoughts of a young priestess”.
Coautora del “Diario de despertar de la diosa”, “Olvido: ¿La cura para el dolor? ” y “Soñar a colores”.

 

Al estar involucrada en distintos grupos promotores de sororidad, sanación y  feminismo, he podido observar cómo entre mujeres compartimos conversaciones acerca de nuestro trabajo, temas actuales como la copa menstrual, la planificación para hombres, marchas en pro de la igualdad de derechos y justicia para todos, artículos ó actividades sobre el despertar de la consciencia y sexualidad sagrada.  A finales del año pasado, comencé a recibir mensajes acerca del mandala, flor o telar de la abundancia, una supuesta manera de multiplicar mis ingresos solo invirtiendo una cierta cantidad de dinero y trayendo a dos mujeres más que seguirían aportando y a su vez invitando a otras mujeres a hacer lo mismo. Cuando vi el mensaje de la persona que lo envió y el video que promovía el asunto en donde enfatizan bastante el tema de la colaboración para que tanto yo como otras mujeres llegaran a cumplir sus metas, me pareció algo que tenía sentido, de hecho el asociar el tema con los 4 elementos y la sola idea de que fuera un mandala en la que muchas mujeres estuviéramos ayudándonos las unas a las otras me pareció algo muy bonito. No obstante, cuando fueron explicando el tema de la inversión, recordé una emisión de noticias dedicada al tema que vi cuando estuve en Argentina en el 2016 en el que un analista en economía explicaba y probaba que solamente los primeros que invierten reciben su inversión multiplicada.

 

 

También me dediqué a observar cuál era el impacto que el asunto había recibido en otros países y encontré que muchas mujeres habían denunciado ser estafadas de ese modo. Todo esto me hizo prende alarmas de desconfianza frente al “mandala de la abundancia”, adicionalmente tuve la oportunidad de hablar al respecto con otras terapeutas de la casa holística y coincidieron en que a ellas también le enviaron estos mensajes y que muchas personas se estaban aprovechando de la disposición de las mujeres en los grupos de sanación para manipularlas. A una de ellas le ofrecieron entrar a esos tejidos o mandalas con una inversión de 20 millones de pesos habían ofrecido entrar a esos tejidos o mandalas ras terapeutas de la casa hols de la casa hole est la que muchas mujeres estuv y justificaban esta inversión afirmándoles a las otras mujeres que eso hacía parte de ser espiritual.  Así que si a usted le ha llegado un mensaje de WhatsApp con un video acerca del telar, mandala de la abundancia o de los sueños ó quizás una amiga le echó el cuento y está dudando, quiero sugerirle que no se deje conmover por el video o poder de convencimiento de algunas mujeres que querrán que usted participe diciéndole que ya recibieron el dinero, recuerde que probabilísticamente una pequeñísima parte resultará beneficiándose y por el contrario muchas personas perderán su inversión. Además este sistema no es legal en ninguna parte del mundo.

 

Y recuerde que sororidad ó solidaridad femenina  también implica cuidarnos unas a otras y garantizar el bienestar de TODAS, si bien dicen que unas van a recibir el dinero es muy improbable que una enorme parte de las inversoras no la vaya a recibir. En Youtube explican con tablas cuántas personas deben participar para recibir de vuelta la inversión. Mi consejo es valorar lo que ha ganado le haya costado ó no porque es parte de su flujo de abundancia. Adicionalmente, le garantizo que muchas de las mujeres envueltas en estos grupos son movidas por energías de ilusión, de desesperación, egoísmo, desconocimiento y ambición entre otras energías discordantes, energías que no son precisamente abundantes y que generan de hecho lo opuesto.